Energía eólica: Como funciona y sus ventajas

Energía Eólica
Electricidad a partir del aire

¿Te has preguntado alguna vez cómo es posible que el viento genere electricidad? ¡Aquí te lo contamos! La energía eólica, además de ser inagotable es una de las más limpias del mundo, tal y como verás en las próximas líneas.

Energía eólica

Es aquella energía obtenida al aprovechar la fuerza del viento, para eso se utilizan instalaciones de varios metros de altura llamadas “aerogeneradores”, muy similares a los molinos de viento de la época de Don Quijote.

El nombre característico de este método proviene de la palabra “Eolo”, que según la mitología griega era el dios del viento.

¿Cómo funciona la energía eólica?

Los aerogeneradores o “molinos” transforman con sus aspas la energía cinética del viento en energía mecánica. El movimiento de las aspas a causa de las masas de aire hace girar el rotor de un generador y este a su vez funciona con un alternador para producir una carga eléctrica constante.

Se necesitan de varios aerogeneradores para abastecer casas y edificios, pues uno solo no es suficiente para una comunidad. Este tipo de instalaciones con numerosos generadores se denominan “Parques eólicos” y pueden verse tanto en el mar, cerca de la costa, como en desiertos y planicies.

Ventajas y desventajas de la energía eólica

El viento como fuente de electricidad tiene muchas ventajas, por ejemplo:

  • No producen contaminación del agua, suelo ni emisiones tóxicas.
  • No representa un riesgo a largo plazo para la salud, como ocurre con las plantas nucleares.
  • Es renovable. Las corrientes de viento se producen de forma infinita debido a los cambios de temperatura global.
  • Pueden ser ubicados en sitios que no pueden aprovecharse para cultivos, por ejemplo, los desiertos, costas y pendientes.
  • Las instalaciones son económicas.

Se considera que la energía eólica es una de las más limpias del planeta, pues tan solo un parque eólico de tamaño medio es capaz de evitar la generación de 120 toneladas de CO2 al año, sin embargo, tiene algunos inconvenientes:

Es impredecible: Aunque las condiciones atmosféricas son relativamente constantes, el viento no sopla con la misma intensidad todo el tiempo, por ende, la producción de energía es irregular y no se es recomendable depender exclusivamente de ella.

Extensión: Se necesitan de varias instalaciones.

Interfiere en el ambiente: Los parques eólicos no contaminan pero sí interrumpen el paisaje natural e interfieren en las vías de migración de algunas aves.

Ejemplos de energía eólica a nivel mundial

Varias ciudades alrededor del mundo aprovechan su posición geográfica para generar electricidad a partir del viento. Aquí te presentamos dos de ellas:

Copenhague, Dinamarca: Este país Europeo cuenta con Middelgrunden, un parque eólico marino construido en el año 2000. Tiene una capacidad de 40 MW generada con 20 turbinas. Produce al alrededor del 4% de la energía de esta ciudad.

Juchitán de Zaragoza, México: En esta parte de Centroamérica se encuentra el parque eólico La Ventosa, compuesto por 104 aerogeneradores capaces de producir 85 megawatts de energía eléctrica. Su inauguración tuvo lugar el 10 de noviembre de 1994.

El planeta cuenta con muchos recursos naturales y gracias a la tecnología que hoy en día existe tú puedes aprovecharla al mismo tiempo que preservas la salud del planeta tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba