¿Se puede prevenir la erosión en las granjas solares?

Erosión
Erosión

Las granjas solares son una forma sostenible de crear energía renovable. Son líderes en movimientos ecológicos en todo el mundo y ayudan a los países y comunidades a construir un futuro ecológico. Sin embargo, estas granjas conllevan riesgos de erosión. Favorablemente existen procedimientos que los instaladores de estas granjas pueden seguir para aplacar la erosión y sus consecuencias.

De esa manera, los paneles fotovoltaicos (PV) pueden funcionar a plena capacidad y los trabajadores no tendrán que preocuparse por solucionar los problemas únicamente después de que ocurran. La prevención, en lugar de las reparaciones, es el objetivo final. 

¿Qué es la erosión de la granja solar?

La energía solar es uno de los elementos clave de la sostenibilidad. Para construir un futuro mejor, la energía renovable debe ser un recurso común, superando a los combustibles fósiles. Entre las principales energías renovables, la energía solar y eólica están creciendo rápidamente en los Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de los beneficios medioambientales de ambos, es importante analizar los perjuicios.

La erosión es un riesgo que los trabajadores deben mitigar o reparar cuando trabajan con paneles solares. Estas granjas pueden abarcar varios acres, y las estructuras cubren la mayor parte de esa tierra. Debajo de todo, la tierra y la suciedad deben permanecer en su lugar. De lo contrario, las estructuras podrían moverse y volverse menos eficientes, o dañarse más allá de su función.

Todas las formas de instalación y gestión de paneles solares deben incluir planes para el control de la erosión. El agua y el viento son dos de los mayores culpables de la erosión. Durante fuertes vientos o tormentas fuertes, la capa superficial del suelo se erosiona y cambia el paisaje de la finca.

Si la erosión expone los cables eléctricos, pueden ocurrir cortes de energía. Si las tormentas traen suficiente lluvia, pueden ocurrir deslizamientos de tierra en una pendiente significativa. Los trabajadores también deben tener cuidado con las tierras planas, ya que pueden causar inundaciones.

Con estos riesgos y resultados potenciales, la mitigación es necesaria. Sin embargo, eso también puede ser complicado debido al medio ambiente.

Maneras de prevenir la erosión

Aunque puede ser difícil planificar todas las bolas curvas de la naturaleza, los trabajadores de las granjas solares pueden tomar diferentes pasos para prevenir la erosión.

Vegetación

Una de las principales formas de prevenir la erosión es trabajar con la vegetación adecuada. Para cada granja solar, la siembra depende de circunstancias como el clima, el clima y las áreas sombreadas. Una granja solar en el sur de California se verá diferente a una en el estado de Nueva York.

Las plantas y la hierba tienen raíces profundas que las aseguran al suelo. Con fuertes lluvias y vientos, la suciedad se vuelve mucho más difícil de erosionar. Algo como la hidrosiembra, una suspensión de semillas y mantillo, es clave para prevenir la erosión.

Mantillo

Si la vegetación no funciona por sí sola, el mantillo se combina bien con ella. Con una capa de mantillo sobre la tierra vegetal, la lluvia y el viento no erosionarán fácilmente el paisaje y las estructuras. Es más pesado y denso que las capas de tierra. Como beneficio adicional, el mantillo absorbe agua a tasas eficientes, un beneficio clave para las tormentas.

Por supuesto, siempre existe la posibilidad de que la lluvia lave el mantillo. Debido a este posible revés, la combinación de vegetación y mantillo es un camino útil a seguir. Con los dos, los trabajadores agrícolas solares tienen más facilidad para prevenir la erosión.

Geotextiles

Los geotextiles son tejidos que ayudan a limitar la erosión. Pueden separar materiales, proteger de condiciones adversas y drenar cuando el paisaje lo requiera.

Por ejemplo, una manta de control de la erosión evita que el suelo se mueva y ayuda al crecimiento de la vegetación durante la instalación y en adelante. Los trabajadores eligen entre mantas a corto o largo plazo. Por ejemplo, el 80% de las mantas de corta duración se biodegradan después de tres meses, mientras que las de larga duración pueden permanecer hasta tres años. La vegetación se arraiga de forma segura mientras la manta ofrece protección.

Drenaje

Parte de la razón por la que el drenaje es complicado para las granjas solares es que la escorrentía puede ser peligrosa. Si hay propiedades vecinas o comunidades cercanas, la escorrentía extrema podría eventualmente provocar inundaciones. Por tanto, es necesario un drenaje adecuado.

Las trincheras y las barreras pueden evitar que el agua y el lodo se apoderen de las carreteras o caminos. Además, los cruces de aguas bajas, son caminos de tierra aislados, como puentes, donde el agua corre por debajo. Estos cruces evitan que la escorrentía consuma el camino mismo.

Además, las carreteras y caminos necesitan mantenimiento. Los materiales muy compactos, como el pavimento, no absorben bien el agua; correrá directamente sobre ellos.

La prevención es posible

Con soluciones simples, es posible prevenir la erosión de la granja solar. Sin embargo, estas soluciones no necesariamente significan que la erosión nunca ocurrirá. Las mejores soluciones incluyen planificar con anticipación estos pasos y tener arreglos listos para cuando ocurra la erosión. De esa manera, la energía solar y las granjas solares pueden seguir siendo un recurso sostenible para la energía renovable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba