Tipos de paneles solares y como funcionan

Paneles Solares
Paneles solares ¿Sabes cuántos tipos hay?

Hay distintos tipos de paneles solares en el mercado y por supuesto cada uno cumple una función específica por lo que deberás tener muy claras las diferencias entre ellos antes de instalar uno ¡Toma nota! Porque en este artículo te decimos justo lo que necesitas saber al respecto. A grandes rasgos podrás encontrar tres tipos de paneles solares:

  • Fotovoltaicos
  • Térmicos
  • Híbridos

Veamos cada uno de ellos por separado.

Solares fotovoltaicos:

Este tipo de panel está compuesto por células fotovoltaicas de silicio, las cuales a través de un proceso llamado “efecto fotoeléctrico” transforman la energía lumínica en energía eléctrica de uso doméstico.

Cuando los fotones presentes en la luz del Sol impactan sobre la superficie del panel, éstos bombardean los átomos de silicio de las células rompiendo los enlaces de los electrones y liberándolos, de esta manera se genera la corriente eléctrica.

Dependiendo de la composición de las células fotovoltaicas encontrarás:

  • Paneles Monocristalinos: Se fabrican con silicio de alta pureza, son más eficientes y su tamaño es reducido.
  • Policristalinos: También construidos de silicio, su mayor ventaja en comparación con la anterior es que tienen un precio más bajo, pero no son tan eficientes.
  • Orgánicos: Son el tipo de panel más económico debido a que se fabrican con carbono y plástico, lo que los hace bastante flexibles y adaptables a cualquier tipo de superficie, aunque no sea plana.

Solares térmicos:

Es común denominar este tipo de panel “colector solar”. Su función es transformar la energía del Sol en energía térmica, en otras palabras, en calor.

Estos paneles pueden utilizarse tanto a nivel industrial como doméstico, de hecho, se emplean para climatización de piscinas, creación de vapor, sistemas de calefacción y preparación de aguas de uso sanitario.

En función de su capacidad existen tres tipos de colectores solares:

  • Baja temperatura o no protegido: Alcanza un máximo de 50ºC, por lo que su uso se deriva a calefacción en ambientes doméstico.
  • Media temperatura: En apariencia estos colectores son similares a los de baja temperatura pero incorporan una lámina transparente que evita la pérdida de calor y aumenta su capacidad a 90ºC.
  • Alta temperatura: Este panel de doble cubierta permite alcanzar una temperatura de 150ºC. Normalmente se utiliza para genera vapor capaz de mover turbinas que permitan la generación eléctrica.

Solares híbridos:

Este último tipo de paneles es una mezcla entre fovoltaicos y térmicos, así que permite producir electricidad y calor al mismo tiempo.

Uno de sus principales atractivos es que reducen el espacio necesario para cubrir las necesidades energéticas, ya que una misma instalación cumple ambas funciones y no será necesaria la instalación de un doble sistema.

¿Conoces la historia de los paneles solares?

Los paneles solares no tienen un único inventor, sino que una serie de aportes a lo largo de varias décadas dio lugar a su nacimiento. El efecto fotovoltaico fue descubierto por Alexadre-Edmond Becquerel, físico francés dedicado al estudio del espectro solar, magnetismo y electricidad.

En 1883 el inventor estadounidense Charles Fritts construyó la primera celda solar fabricada con selenio y oro, su eficiencia fue de 1%, su aporte se utilizó principalmente para cámaras fotográficas.

No fue hasta 1940 que Russell construye la celda de silicio que se utiliza hasta el día de hoy. Desde luego, cada uno de estos aportes han sido modificados en el tiempo con el fin de hacer modelos cada vez más eficaces y llegar al fin último de producir energía limpia saludable con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba