¿Cuáles son las fuentes de energías renovables?

Fuentes de Energías Renovables
Fuentes de energías renovables: Descubre la opción más conveniente para tu hogar

La electricidad que recarga la batería de tu portátil y el combustible que te permite manejar hasta tu trabajo en las mañanas se obtienen de fuentes no renovables, lo que quiere decir que en algún momento se agotarán, por lo que sería mejor cambiarte a los distintos tipos de energías renovables que existen hoy en día.

¿Qué es una fuente de energía no renovable?

Podríamos decir que las fuentes de energías no renovables son aquellas que se encuentran de forma limitada en el planeta o aquellas cuya velocidad de reposición no supera la demanda.

Tal es el caso de los combustibles fósiles, como el carbón, petróleo y gas natural, cuya regeneración implica siglos y las plantas nucleares se consumen de forma lineal en el tiempo.

Como se trata de una fuente agotable, con el transcurso del tiempo los servicios que obtienes de ellas (electricidad, calefacción, combustible, gas doméstico) son más costosos y tus ingresos se verán afectados.

Por otra parte, la explotación de estos recursos genera contaminación acústica, del agua, suelo y aire, lo que hace que disminuya tu calidad de vida.

¿Qué es una fuente de energía renovable?

Una fuente de energía renovable “limpia” o “verde” es aquella que cuyos recursos que utiliza son inagotables, se regeneran por sí solos con cierta rapidez, son gratuitos, no generan contaminación ni afectan los ecosistemas.

Las fuentes que pueden proveer de esta forma ilimitada tu hogar residen en la naturaleza, son el sol, el movimiento de las mareas, el aire y los residuos.

Gracias a la tecnología de hoy en día puedes aprovechar todos estos recursos sin interferir demasiado en el medio ambiente, de hecho, el principio de esta energía “limpia” es causar la menor cantidad de daños y eso implica disminuir la contaminación.

Fuentes de energías renovables

La clasificación de las energías renovables puede hacerse de diferentes maneras, aquí te la explicamos en función de lo que puedes obtener de ella:

Fuentes limpias de electricidad:

  • Energía mareomotriz: La produce el movimiento de las mareas, quienes mueven unas turbinas encargadas de producir electricidad.
  • Energía hidráulica: También aprovecha el movimiento del agua, pero esta vez en caída libre, por lo que se instala en ríos y lagos caudalosos. Unas turbinas también son las responsables de producir la electricidad a partir de la cinética del agua.
  • Energía solar: Por medio de unos paneles o celdas fotovoltaicas que se instalan en los techos, la energía lumínica proveniente del sol se transforma en energía eléctrica doméstica que puede almacenarse o utilizarse directamente. La energía del sol también puede usarse para obtener calor.
  • Energía eólica: Se obtiene cuando las masas de aire hacen girar unos “molinos” que convierten el movimiento en electricidad. Puede usarse perfectamente en pequeñas comunidades y casas vacacionales.

Fuentes limpias de calor:

  • Energía geotérmica: Se produce en el interior de la tierra. Se utiliza para la calefacción de las viviendas y tiene varios usos industriales y agrícolas, también puede utilizarse para producir electricidad.

Fuentes limpias de combustible:

  • Energía de la biomasa: Genera alcoholes, aceite y gases que pueden ser aprovechados en el ambiente doméstico, se obtiene a partir de la fermentación de materia orgánica, ya sea de residuos o de plantas sembradas para dicho fin.

Las energías renovables son importantes para tu bienestar y el de tu hogar, pues ayudan a disminuir la emisión de CO2, gases de efecto invernadero y la contaminación  en general, además, son una forma de garantizar que tus necesidades estén cubiertas sin pagar precios en alza cada año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba