¿ Qué es el Hidrógeno y para que sirve?

Hidrógeno
Proceso de electrolisis

El hidrogeno como combustible, presenta al menos tres ventajas frente a los convencionales: su elevado poder, el cual alcanza 33.3 kwh por unidad de masa frente a los 13.9 kwh del gas natural o los 12.4 del petróleo; cuando se quema sólo produce vapor de agua y se dispone de él en abundancia. Las principales desventajas, sin embargo, son su reducida densidad energética (se necesita más volumen para retenerlo que otro combustible) y que no se encuentra en estado libre, no es una fuente primaria; para obtenerlo hay que separarlo del agua o producirlo mediante alcoholes, ácidos o hidrocarburos, como el gas natural o el petróleo. Eso supone consumo de energía, aunque su origen puede ser una fuente renovable.

La finalidad principal, a la vista de sus posibilidades, es surtir a las denominadas pilas de combustibles para que están produzcan electricidad con la que, por ejemplo, se pueda alimentar un equipo electrónico o mover el motor eléctrico de un vehículo.

Electrolisis:

Es el proceso destinado a electrolizar el agua o determinados hidrocarburos, como el gas natural, para extraerle su contenido de hidrógeno. Para la separación química, el electrolizador necesita una corriente eléctrica, que puede venir de una fuente renovable con lo que el procedimiento entronca con las energías limpias, o bien de una convencional conectada a las redes de suministro. Con esto resulta un flujo de hidrógeno, el cual se aplica a la pila de combustible.

Pila de Combustible:

Se considera como un generador electroquímico alimentado con hidrogeno, que entrega una corriente eléctrica proporcional y como residuo solo vapor de agua. Las pilas de combustible se fabrican para una amplia variedad de potencias y tensiones. La corriente continua generada puede alimentar directamente la aplicación o bien ser convertida a otras formas, por ejemplo, a alterna por medio de un inversor DC/AC.

Áreas de Aplicación:

Hay muchas esperanzas puestas en le hidrogeno por su condición de inagotable y limpio. Los proyectos basados en hidrogeno son amplios, los cuales inclusos muchos están enfocados en la alimentación de equipos electrónicos portátiles.

Sin embargo, los esfuerzos técnicos y económicos de más envergadura se están produciendo en el sector del transporte, tanto publico como privado.

Desde principios de siglo los fabricantes de automóviles vienen anunciando y ofreciendo prototipos basados total o parcialmente (híbridos) en el hidrogeno. Tanto los pequeños vehículos de recreo como los grandes destinados al transporte de personas y mercancía, cuentan con modelos basados en el motor eléctrico alimentado con pilas de combustible y estas con el hidrogeno de sus depósitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba